4 Errores comunes de SEO Técnico

¿Qué es el SEO Técnico?

De todas las áreas en las que se divide la optimización de sitios web para buscadores, el SEO Técnico es la forma en que configuramos un sitio web para que los usuarios y los robots puedan leer e interpretar el contenido.

Tradicionalmente el SEO divide en On-Page y Off-Page. El On-Page son las acciones de optimización realizadas en el contenido y la experiencia de usuario. El Off-Page es el desarrollo de la popularidad de un sitio web.

Aunque estos dos grupos son los que generalmente se conocen como los tipos de SEO, la parte del posicionamiento donde la tecnología detrás de un sitio web y la forma en que los rastreadores interactúan con el sitio también es de mucha importancia.

La optimización del rendimiento (WPO por sus siglas en inglés), las respuestas del servidor, el archivo robots.txt y .htaccess, datos estructurados y enlazado interno forman parte del SEO Técnico.

Muchas veces se descuidan todos estos factores que pueden ser una gran ventaja al momento de posicionar en un mercado competitivo.

Existen muchos sitios con errores de optimización técnica pero hay algunos que son muy comunes de encontrar en todos los sitios:

Desindexación errónea

Muchas veces se puede llegar a publicar una nueva versión o cambios del sitio web pero en su entorno de desarrollo tienen todas las páginas con una etiqueta meta robots noindex causando que el sitio publicado no sea indexable.

Puede que esto no suceda en todas las páginas pero si que perjudica, a nivel de posicionamiento, el tráfico orgánico que recibe el sitio.

También suele pasar que también el archivo robots.txt del entorno de desarrollo lo publican en el sitio web y entonces los robots tienen bloqueado el acceso. Las páginas si son indexables pero no rastreables.

Es mejor que en tu entorno de desarrollo tengas el sitio web tal cual como lo vas a publicar para poder evitar estos problemas que muchas empresas no saben cómo detectar.

Captura de sitio que tenia como noindex su página principal

Canonicalización errónea

Cuando “canonicalizamos” una URL, le estamos diciendo a Google, a través de una etiqueta link canonical, que esa página es una versión duplicada de otra.

Por ejemplo: En una tienda online, las páginas de listado de artículos por categoría pueden ser consideradas un duplicado de la página del blog en la que se muestran mas o menos los mismos artículos.

En este caso es necesario especificar en las páginas de la categoría con una etiqueta link canonical que su “versión original” es el listado de artículos en la sección del blog.

Existen sitios que han llegado a dejar la etiqueta canonical igual en todas las páginas del sitio, de tal forma que cuando publicaron el sitio todas las páginas le indicaban a Google que eran una copia de la página principal.

Una de las formas de evitar esto es realizar un rastreo frecuente de la web usando herramientas como Screaming Frog para verificar que las páginas que tengan una etiqueta link canonical tengan las URLs correctas.

Captura de sitio que tenia en sus páginas internas una etiqueta canonical hacia la página principal

Contenido duplicado interno

Uno de las configuraciones que muchos sitios web no tienen es la redirección de la versión con www a la version sin www o viceversa dependiendo de la versión preferida del sitio web y lo mismo pasa en sitios con HTTPS.

Si esto no se corrige, Google al acceder a http://sitioweb.com y a http://www.sitioweb.com encontrará dos páginas web idénticas, generando problemas de contenido duplicado y posiblemente no aparecerá en los resultados de búsqueda.

Hay una extensión de Google Chrome que se llama Redirect Path y al estar activada nos muestra, cada que entramos a un sitio web, las redirecciones que llevaron a la página.

Por ejemplo: si queremos ver la URL de una empresa con dominio .mx pero se cambió a un .com lo vamos a poder ver con esta herramienta. De esta forma podemos entrar a la version con www y sin www de un sitio y ver si alguna redirecciona a la otra.

Redirecciones no relevantes

Tomando de ejemplo el caso de las versiones con y sin www, se deben implementar las redirecciones de forma directa y no crear cadenas de redirección que consumen tiempo de carga.

Por ejemplo: si nosotros trabajamos con la version www de nuestro sitio web y tenemos implementado https, lo correcto sería que si alguien entra a http://sitioweb.com sea redireccione directamente a https://www.sitioweb.com.

Muchos sitios tienen configuradas sus propias páginas de error 404 y puede suceder que una URL tenga una cadena de redirecciones y que termine llevando a una página de error.

Hay que controlar esto monitorizando el rastreo de URLs y verificando aquellas URLs que devuelvan un código de respuesta 3xx que son los códigos del servidor de redirección como 301 ó 302.

Captura de una cadena de redirecciones en vez de una redirección directa

Hay muchas configuraciones extra que también son olvidadas al momento de publicar un sitio web pero estas son las 4 más importantes y de mayor impacto negativo.

Es hora de revisar si tu sitio web no tiene ninguno de estos problemas y de ser así, tienen que ser resueltos lo más pronto posible para evitar una mala experiencia de usuario.

Compartir

Deja un comentario